México, de los grandes consumidores de robots


Tiempo es dinero

Penske es el operador logístico detrás de empresas como General Motors. Su papel es vital, debido a que, si las partes de un vehículo no llegan a tiempo, se corre el riesgo de parar una línea de ensamble, lo que tiene un costo de aproximadamente 1 millón de pesos por minuto.

Sin embargo, la compañía llevaba a cabo el seguimiento de los tráileres a través de llamadas telefónicas o de mensajes de WhatsApp. Para agilizar las cosas y adelantarse a una posible contingencia, Q Solutions desarrolló el software “Visibilidad de Viajes e Integración de GPS”, que conecta a más de 140 empresas transportistas y a más de 50 proveedores en una red que posibilita un seguimiento en tiempo real e identifica en una pantalla, con colores rojo, amarillo y verde, problemas como retenes o tránsito excesivo en alguna zona.

Esto permitió transformar un costoso sistema manual en uno automatizado y mejorar la productividad por arriba de 30%, estima Q Solutions.

Donde sí hay una brecha realmente marcada es en las pequeñas y medianas empresas, cuyo nivel de automatización contrasta con el de las grandes corporaciones globales. Esto ocurre incluso en los sectores automotriz, alimentos, bebidas o farmacéutico, en los que hay negocios que todavía requieren automatizar más procesos.

En la lista están fabricantes de muebles que dejan procesos repetitivos en manos de sus empleados, cuando tendrían que ser realizados por máquinas, para que ellos desarrollen actividades que aporten calidad al producto.

“Tenemos que dejar de usar al recurso humano [como lo hacemos actualmente], para que alguien deje de estar talachando, y se haga automatizado el proceso, para reaprovechar a 90% de la gente para administrar la contingencia, para poder anticiparnos”, indica David Stoyle, ceo de Q Solutions.

Uno de los peores ejemplos está en el armado de paquetes, donde la automatización puede estar sólo en un canal de termocontraíble (máquina que cubre los productos con plásticos), mientras que el resto del trabajo lo hace gente que abre cajas y separa productos para, luego, volver a juntarlos y armar nuevos paquetes.


Otra oportunidad

La automatización ya está implantada en el sector manufactura, a pesar de que todavía hay mucho por hacer. “Pero, desde el punto de vista de las empresas del sector retail, en los procesos que llevan para hacer sus entregas todavía hay un rezago muy significativo”, enfatiza Stoyle.


https://www.forbes.com.mx/mexico-de-los-grandes-consumidores-de-robots/


25 vistas
  • Q Solutions e-mail
  • telefono
  • https://www.facebook.com/QSolutionsSupplyChain
  • LINKEDIN

Gabriel Mancera 815, Col. Del Valle,

Del. Benito Juárez, CDMX ​